Linguasport

COMPETICIONES EUROPEAS DE CLUBES

Existen cuatro competiciones europeas oficiales organizadas por la UEFA:

· Liga de Campeones (C1), anteriormente denominada Copa de Europa.

· Recopa de Europa (C2), fusionada en 1999 con la Copa de la UEFA.

· Copa de la UEFA (C3), anteriormente denominada Copa de Ferias —hasta 1971— y antigua Copa de la UEFA —hasta 1999, fecha de su fusión con la desaparecida Recopa de Europa.

· Copa Intertoto (IC).

La clasificación de los equipos para cada una de estos torneos depende del puesto alcanzado al final de los campeonatos nacionales de la temporada precedente. Hasta la revolucionaria reestructuración de las competiciones europeas en 1999, la situación era la siguiente: por regla general, el campeón de Liga participaba en C1, el campeón de Copa lo hacía en C2 (excepto cuando también había conquistado el anterior título el mismo año, en cuyo caso cedía su puesto al finalista de Copa) y un número indeterminado de equipos clasificados por detrás del campeón de Liga obtenían un puesto para jugar en C3 (en algunos países, los campeones de Liga participaban extraordinariamente en C3). La Copa Intertoto queda reservada para equipos clasificados por debajo de los anteriores, aunque la asignación final de plazas depende de varios factores. A partir de la temporada 1999-2000, no obstante, el anterior sistema cambió de forma radical: el campeón de Liga sigue participando en C1, pero aquellas federaciones mejor clasificadas en el ránking por equipos de la UEFA tienen derecho también a inscribir un número indeterminado de equipos (hasta un total de cuatro); en C3, por su parte, participan tanto el campeón de Copa como los mejores clasificados de las Ligas europeas que no disputan C1.

La asignación de plazas en C1, C3 y CI para cada federación nacional depende de la llamada Clasificación por países de la UEFA, un ránking elaborado por quinquenios con la media de los puntos obtenidos por todos los equipos participantes en C1 y C3 de una misma temporada.

A la hora de llevar a cabo los emparejamientos de equipos en las diferentes rondas de una competición, un factor importante es la asignación de cabezas de serie. Un determinado número de equipos están exentos de las primeras rondas de un torneo (o se enfrentan a equipos que no son cabezas de serie) en función de la clasificación UEFA de sus países (como solía ocurrir en C1 y C2) o de una clasificación individual de equipos por quinquenios. Únicamente a partir de las rondas intermedias los emparejamientos se efectúan por sorteo puro.